Actualmente, es Director de la Escuela Judicial del Consejo General del Poder Judicial y Director de la Red Iberoamericana de Escuelas Judiciales.

Jorge Jiménez Martín dialogó con JusCom y fijó posición sobre el uso de redes sociales por parte de jueces y jueces, como la crisis puede ser una oportunidad para el Poder Judicial para ubicarse como garante de derechos. Abogó por acercarse al periodismo judicial a Tribunales.

Magistratura y redes sociales

Consultado sobre que le recomendaría una persona que acaba de asumir como juez y jueza, y hasta el momento era activo en redes sociales, explicó: “lo primero que le recomendaría es hacer una valoración personal para ponderar los riesgos que supone la exposición en las redes públicas. Yo creo que un servidor público lo primero que tiene que hacer es evaluar qué le puede aportar en esas redes públicas y que riesgos para el ejercicio y los principios éticos de su profesión va a suponer esa exposición.

Ahí tendría que empezar a pensar si se vería afectada su imagen de independencia, su imagen de imparcialidad. Sobre todo la apariencia pública de imparcialidad. Si se pueden comprometer otros valores, como su integridad, su corrección, su diligencia.

Percepción ciudadana

Una encuesta reciente da cuenta que el Judicial es el Poder con mejor imagen social. Jorge Jiménez evalúa que en esa percepción “el peso de la formación ha sido muy importante. Esa formación inicial es obligatoria, refuerza mucho las garantías de independencia e imparcialidad, es una formación multidisciplinar, integral, de alta calidad, a la que se da publicidad y yo creo que eso, junto al sistema de selección de jueces y juezas, ha reforzado la apariencia de imparcialidad del Poder Judicial desde sus niveles más bajos”.

Luego, añadió un segundo componente: “una situación general de crisis como la que estamos viviendo hace que para el ciudadano, ante las decisiones del Poder Ejecutivo y el Legislativo, el Poder Judicial se haya convertido en el garante de sus derechos fundamentales”.

Retos de la comunicación judicial

“Yo creo que en estos años el Poder Judicial español ha crecido en la formación y en el reconocimiento de la importancia de lo que son sus gabinetes de comunicación y como hay que ir mejorando esa política de comunicación y explicar al máximo las decisiones y los medios con los que cuenta el Poder Judicial. Ahí nos queda todavía un camino amplio que recorrer porque muchas veces es el mismo Poder Judicial el que se dispara en el propio pié y el que toma decisiones que no son debidamente comunicadas”, explicó.

Luego, resaltó la función de los gabinetes de comunicación: “son una herramienta fundamental, seguir potenciándolos y seguir con la formación en comunicación. Yo creo que una cosa muy importante es que las jueces y jueces reciban formación en comunicación. Todo el que trabaja en el Poder Judicial debe saber cual es el protocolo en comunicación”.

Las vocerías

“Aquí en España hay una discusión. Yo particularmente estoy un poco en contra, en cuanto a la figura de un portavoz del Poder Judicial y que esa figura pudiera recaer en un determinado juez o jueza. Yo creo que los jueces o juezas no somos especialistas en comunicación, para eso están los periodistas, los profesionales que el Poder Judicial puede tener”.

Formar a periodistas

Yo creo que hay que explorar iniciativas de formación de los profesionales que tienen relación con la Justicia, de conocer más el Poder Judicial, los procedimientos, los pasos que se dan, cuestiones procesales. En ese sentido me gustaría compartir con vosotros una experiencia novedosa: es un curso destinado a periodistas de distintos medios de comunicación, periodistas de tribunales, que durante dos semanas tienen la posibilidad de recibir formación de los principales responsables del Poder Judicial, incluso hacer estancias y conocer de primera mano el trabajo y los pasos en los procedimientos.

El acercarse a esos medios de comunicación y a esos periodistas. Porque al final, los medios de comunicación no dejan de ser un aliado más en la consolidación del estado de derecho y no se pueden ver como el enemigo de los Tribunales.

¿Le gustó? Compártalo en:

Artículos relacionados

Más temor genera aún la contaminación del jurado popular. Y por eso, justamente, la ley prevé más herramientas especiales de profilaxis mediática.

El falso dilema entre acceso a la información pública y resguardo del proceso penal acusatorio (primera parte).

Claudio Dezeo Periodista. Responsable de la Oficina de Comunicación Institucional del STJ de La Pampa El Superior Tribunal de Justicia de La …

El acuerdo firmado por el titular de la Asociación Iberoamericana de Profesionales de la Comunicación Judicial, Kevin Lehmann, y el presidente de …