Battaini destacó el rol de los y las comunicadores judiciales “como nexo” pero también instó a que los y las jueces se reconozcan y asuman como comunicadores, “porque la gente quiere vernos a nosotros, no quiere a los jueces encerrados”. 

_____________________

 

Entre los principales desafíos impostergables para el servicio de justicia y los Poderes Judiciales está “saber comunicarnos”, dijo María del Carmen Battaini, presidenta de la Junta Federal de Cortes y Superiores Tribunales de Justicia de Argentina, en su primera entrevista con JusCom.

Su nombre remite al fin del paradigma de los jueces y las juezas en sus despachos, hablando sólo por sus sentencias. Remite también a un trabajo de casi dos décadas de fomentar la capacitación judicial, la labor colectiva y la ampliación del concepto de acceso a justicia. En el diálogo con JusCom habló de sus inicios como prosecretaria en un juzgado, de los desafíos redoblados que le impusieron una sociedad y un sistema judicial de fuerte impronta patriarcal y de las experiencias acumuladas en su búsqueda permanente por incorporar al Poder Judicial al “sentido de comunidad” de su provincia.

Battaini, quien integra desde hace 18 años el Superior Tribunal de Justicia de Tierra del Fuego, trajo del recuerdo valiosos ejemplos de cómo una adecuada comunicación interna y externa de los Tribunales repercute positivamente en el servicio de justicia y, especialmente, en la construcción de la paz social.

“Los espacios comunicacionales tienen que ser así, como los proponen ustedes”, dijo con respecto a la labor de los y las comunicadores judiciales, cuya tarea cotidiana calificó como “valiosísima”. “Conozco de su trabajo, de sus objetivos, de la seriedad, de la sinceridad y de la empatía en esto que es la comunicación constante”, valoró.

“El progreso que tienen nuestros espacios de comunicación son grandísimos, y de hecho, quizás, seamos nosotros -jueces, juezas, funcionarios y funcionarias judiciales- los que estamos más cerrados y los que tengamos que abrirnos más y entender más lo que nuestros comunicadores nos proponen. Insisto en no tenerle miedo a esas herramientas” para “salir de esa burbuja” en la que habitualmente se percibe al Poder Judicial.

Battaini destacó el rol de los y las comunicadores judiciales “como nexo” pero también instó a que los y las jueces se reconozcan y asuman como comunicadores, “porque la gente quiere vernos a nosotros, no quiere a los jueces encerrados”. El conocimiento directo de la comunidad sobre la actividad judicial “nos da la posibilidad de ser criticados precisamente en lo que hacemos, porque esa crítica es constructiva y a nosotros nos sirve para poder corregirnos”, concluyó.

La entrevista fue muy rica y cargada de conceptos y enseñanzas. Se puede ver completa en el siguiente enlace: